Recursos Juan Elías Campo
Pensar en tu negocio como un activo - Mentor de negocios Juan Elías Campo

Pensar en tu negocio como un activo

Si nunca has pensado en cuánto valdría tu empresa para otra persona, entonces probablemente no estés considerando tu negocio como un activo. Pensar en tu negocio como un activo te ayuda a tomar decisiones de una manera que agreguen valor a largo plazo a la empresa. Aquí te contamos cómo hacerlo.

Tu negocio como un activo

¿Has pensado alguna vez cuánto estarías dispuesto a pagar por tu empresa?

Si nunca has pensado en cuánto valdría tu empresa para otra persona, entonces probablemente no estés considerando tu negocio como un activo.

Tu empresa realmente es un activo. Como propietario tú estás comprando una y otra vez tu negocio, porque estás invirtiendo en él constantemente, ya sea con dinero, tiempo o energía.

¿Qué retorno estás obteniendo de tu activo?

Siendo esto así, ¿te has preguntado también cuánto retorno estás obteniendo de tu inversión?

No te preocupes si todavía no te has hecho estas preguntas. Es normal, porque cuando estás ocupado a diario en hacer funcionar tu negocio, es posible que no pienses en su valor como activo.

Seguramente que lo que más te ocupa tu tiempo es cómo mantener sus puertas abiertas y tener suficiente efectivo para hacer frente a todos los pagos.

Pero tu objetivo no debe ser sólo llegar a generar efectivo para hacer frente a tus obligaciones. Tu objetivo debe ser continuar construyendo valor para tu negocio, para que sea un activo que produzca un retorno de tu inversión cada vez mayor.

¿Qué significa ver tu negocio como un activo?

Pensar en tu negocio como un activo te ayuda a tomar decisiones de una manera que agreguen valor a largo plazo a la empresa.

Si estuvieras viviendo de alquiler y necesitaras más espacio, pensarías en cómo ganar metros cuadrados a la vivienda. Seguramente que no decidirías ampliar la vivienda, con el costo añadido de arquitectos, permisos, constructor, etc.

Si hicieras eso, el activo que estás financiando (la obra nueva) estarías dando más valor al dueño de la vivienda, pero no para ti.

Pero si el dueño de la casa fueses tú, verías el problema de un modo diferente.

Seguramente que sopesarías el coste de construir metros adicionales que agregarían valor a la vivienda.

Pues con tu negocio es lo mismo. Por eso debes preguntarte si el tiempo o el dinero que está a punto de invertir aumenta tu activo o lo agota.

¿Es tu empresa un activo en el que invertir?

¿Es tu empresa un activo en el que alguien más estaría dispuesto a invertir? Si no has diseñado y construido tu negocio como un activo que tenga valor para nadie más que para ti, seguramente nadie más invertirá en él.

Piensa en términos futuros

Pero si diseñas tu empresa como un activo 20 años antes de que quieras jubilarte, puedes comenzar a agregar valor tangible al negocio poco a poco.

¿Cómo? Pues organizándola, sistematizándola, definiendo los procesos y los manuales que permitan que cualquier otro continúe con la empresa, sin que tú tengas que estar al frente.

Usa el balance para medir el valor de tus activos

Las empresas maduras utilizan su balance general para evaluar el valor de sus activos.

¿Revisas el balance al menos una vez al año? Si no lo haces, deberías. Porque en el balance aparece la relación entre tus activos y pasivos. Es una foto fija de la condición financiera de tu empresa, en un momento dado.

Pregúntate esto: ¿Tienes activos que agreguen valor al negocio? ¿Qué pasivos reducen ese valor? Las decisiones que tomes sobre tu negocio se reflejarán en el balance.

No importa el tiempo que lleves como propietario de un negocio, nunca es demasiado pronto para comenzar a pensar en tu negocio como un activo, algo que tiene un valor real en el mercado, al igual que sus productos o servicios.

¿Necesitas ayuda?

Si tienes curiosidad acerca de cómo te puede ayudar un mentor empresarial, en este y en otros muchos aspectos, comunícate con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte .

Te informamos sin compromiso
Redefine la gestión y liderazgo de tu negocio, ganarás tiempo y claridad
Comparte esta publicación

Artículos Recomendados

Cómo ser un gerente de éxito Mentor de negocios Juan Elías Campo
Cómo ser un gerente de Éxito
¿Qué necesitas realmente para convertirte en el líder que tu empresa y tu equipo necesitan? En este artículo...
Relaciones con tus empleados que funcionen - Mentor de negocios Juan Elías Campo
Relaciones con tus empleados que funcionen
¿Cómo es posible que después incorporar más personas, un empresario tenga que dedicar más tiempo y esfuerzo?...
La importancia de trabajar con objetivos empresariales - Mentor de negocios Juan Elías Campo
La importancia de trabajar con objetivos empresariales
Los objetivos de una empresa son un elemento clave para su crecimiento y desarrollo. Aprende cuál es...

Únete a nuestra Comunidad

Recibe en tu correo herramientas, consejos, orientaciones y estrategias para hacer crecer tu negocio y crecer tú como líder.
¿Hablamos de cómo mejorar e impulsar tu negocio?
Call Now Button